Ir al contenido principal

Y ahora... Exantema. La quinta enfermedad


Llevábamos semanas sin que la enana se pusiese mala. A ver, hace poco estuvo algo pachucha, pero fue por los dientes y se le pasó enseguida. No habíamos vuelto a tener fiebres desde hacía tiempo. Que ilusos por confiarnos.... Pues sí, ahora que parecía que íbamos bien, que no cogía nada mi niña llega a nuestras vidas un exantema


Hasta hace una semana no tenía ni idea de que era esa palabra ni de su existencia, pero ahora ya conocemos una más. Hay que ver lo que ampliamos vocabulario médico cuando somos mamás, ¿eh?

Bueno, un exantema es una erupción de la piel, mas o menos extensa y de color rojizo, además suele ir acompañada de fiebre y puede ser la manifestación de distintas infecciones.

En el caso de mi hija, amaneció con todo el cuerpo con puntitos rojos. En un principio nos asustamos porque nos acordamos de la reacción que le dio cuando la introducción del huevo y me puse muy nerviosa intentando recordar que había comido (os aseguro que reviso todo y no sabía como podría haber ingerido huevo). Finalmente, la pediatra nos confirmó que no era nada de eso, sino un exantema, en concreto la conocida como 'quinta enfermedad'.

Es más común en los meses de calor, en verano sobretodo, es vírico y al inicio contagioso, aunque en realidad no tiene tratamiento ya que igual que aparece, desaparece. Comienza con un enrojecimiento de las mejillas y pasa a las extermidades y torso. Así fue como lo vimos a Alba, por las piernas. Ella tiene las mejillas un poco rojas siempre por la dermatitis atópica y hasta que el exantema no estaba en pleno apogeo no nos dimos cuenta de esa zona. Y la verdades que se le puso muy rojo. En la foto inicial podéis verle la mejilla, al estar más fresquita apenas se le notaba mucho, tan solo las pintitas rojas. Pero cuando se acaloraba un poco enseguida se le ponía toda la cara roja. Así llegó a la pediatra y ésta nos dijo que esta enfermedad también se la conoce como la del cachete ya que parece que le han dado a los niños un bofetón.

Esta erupción durará de 1 a 2 semanas, en el caso de mi hija, en menos de 10 días ya le ha desaparecido. Sí que le dio algo de fiebre, aunque si la veías no pareciese que tuviese casi 39ºC, estaba muy activa y juguetona.


Como os decía, esta enfermedad no tiene tratamiento, pero si que nos recomendó su pediatra que la mantuviesemos fresquita para que no le fuese a más la erupción. Hemos aprovechado estos días de calor para no ponerle bodys y en unos pocos días han desaparecido las rojeces.


¿Conocíais esta enfermedad? ¿Habéis tenido algún problema con los exantemas?

Comentarios

Lo más visto

Book Plus Peg Pérego

Comparativa pañales / Opinión personal