Ir al contenido principal

La lactancia y la pediatra de mi hija


Cuando conocí a la pediatra de mi hija, al decirle que estábamos con lactancia materna exclusiva y ver su reacción me alegré de verla. Me dio la sensación de que ella era pro lactancia y que me ayudaría mucho. Tal vez me adelanté a los acontecimientos...






Cuando llevamos a la gordi a la revisión de los 2 meses me dijo que había cogido peso muy bien (cuando nació perdió mucho peso y la estaban controlando), que si además del pecho le daba algo más. Le dije que no, que era lactancia materna exclusiva. Me dijo que era una vaca lechera… De hecho me dijo que si fuese una niña de biberón le bajaría las dosis.



Al llegar a los 4 meses, viendo además los problemas que tenía para hacer caca, decidió que era mejor introducir fruta para ayudarla, ya que al pesarla no había cogido todo el peso que esperaba. Ese mismo día me dijo que volviese en un mes para ver el peso y si acaso empezar con los cereales.

Efectivamente, cuando tenía poco más de cinco meses volvimos y ocurrió lo mismo. Consideramos que al no coger todo el peso que debía era el momento de empezar con los cereales sin gluten. Y así lo hicimos.


Volví antes de Semana Santa, que la gordi tenía casi 7 meses, me dijo que ya debía dormir del tirón, sin despertarse ni pedirme pecho. Le dije que a lo mejor me pedía una vez en toda la noche, pero no siempre, el resto del día seguía como siempre. Pues su respuesta fue que estaba muy entetada. ¿En serio? Paso de vaca lechera a tener a la niña muy entetada… Me dejó pillada.


Tengo constancia de que a otra amiga no le dice nada sobre la lactancia y, sin embargo, me encontré con otra y me dijo que cuando fueron a una de las revisiones le dijo que igual debía dejar de darle pecho porque su leche era agua.

Menos mal que hace poco volvimos a ir para poner a la niña una vacuna y volvieron a pesarla. En esta ocasión me dijo que estaba muy bien de peso y que le daba el alta del control. Que ya no tenía que volver a pesarla fuera de las revisiones salvo que yo viese que perdía peso.

Os aseguro que mi gordi tiene sus rodajas, sus chichillas y su barrigota. Siempre las ha tenido. Es cierto que de lo que pesó al nacer, con el que salió del hospital y lo que pesaba en la revisión del primer mes había mucha diferencia y la línea del percentil era un poco subibaja. Y cuando por fin la lactancia iba viento en popa subió mucho de peso y eso es lo que acabó de chocarla.

Pero que un día alabe mi leche y como ha subido la niña de peso y luego, cuando la está controlando el peso, pretenda que vaya retirándola por la noche e incluso decirme que está entetada... ¿Acaso no conoce los beneficios de la lactancia materna prolongada? 

Mi hija tiene 9 meses largos y seguimos con el pecho. Ahora lo toma en el desayuno, merienda y cena. A lo mejor alguna entre horas o si se despierta por la noche, que no suele ser el caso ya. Y así vamos a seguir todo lo que ella quiera, por que además ¡no le gusta la leche artificial!


¿Cómo son los pediatras de vuestros retoños con la lactancia? ¿Os han ayudado? ¿Han pretendido que le quitéis el pecho antes de lo que vosotros queráis?

Comentarios

Lo más visto

Comparativa pañales / Opinión personal

Bopki Y Showroomprive. Adelantando las compras de navidad.