Ir al contenido principal

Manicuras perfectas para mamás sin tiempo


Cuando te conviertes en madre, por lo general, pierdes el tiempo que tenías para ti misma y te es un poco complicado conseguir arreglarte como lo hacías antes. Pero, en mi caso, no lo echo en falta. A veces si me gustaría tener esos ratitos para mi, en mi rinconcito, sentarme y dejarme llevar por las decenas de esmaltes que me rodean.

Hoy, aprovechando que soy una adicta a los esmaltes y al nail art os quiero contar un par de cositas a todas esas mamis que estáis sin tiempo pero que queréis lucir una manicura perfecta y bonita.



Lo primero, si no tenéis paciencia para haceros vosotras mismas las manicuras, iros a un nail bar que os las hagan. Pero si queréis probar vosotras, yo os doy unos consejos prácticos y que os van a ir la mar de bien.


1.- Esmaltes de secado rápido.

En las tiendas podéis encontrar esmaltes de este estilo por menos de 5€ (incluso por menos de 2€) que aseguran un secado rápido. Pero yo no me refiero a esos. Hablo de unas marcas, algo más caras, pero que son preciosos y de un secado más que decente.





Los esmaltes de OPI, China Glaze, Deborah Milano o Essie, son esmaltes que además de un brillo espectacular, secan muy rápido. Según el color que elijáis puede que en una sola capa tengáis lista la manicura.
Además, Debora Milano ha sacado esta nueva línea ON-the-GO, pensados para llevar en el bolso. Además de secar rápido tienen un top coat que hará que vuestra manicura dure y brille mucho más. Del mismo estilo son los de CND Vinylux. Éstos tienen su propio top coat y te dan hasta 7 días de manicura perfecta sin necesidad de lámparas UV.


2.- Un top coat de secado rápido.

Muchas veces tenemos esmaltes normales y que tardan en secar. Nos encontramos en ese momento horrible en el que rezas para que tu retoño no te reclame o que te pique la cabeza, oye que siempre pasa, basta que tengas las uñas recién pintadas para que te pique... jajajaja



Aquí le dejo el turno a Poshé. No hay adicta al nail art que se precie que no lo tenga y mami sin tiempo al que se lo recomiende. Es el rey de los top coat. Seca super rápido (además lo pone en su bote "super-fast drying") y no me lo invento, es así. Os aseguro que si lo usáis no podréis vivir sin él. No sé quien lo creó, pero ¡¡bendito sea!!


3.- Cutículas limpias.

No sirve de nada pintarse las uñas con un color precioso, aplicarse el top coat maravilloso que además de secar ultrarápido nos de un brillo espectacular, si tenemos las cutículas sucias...

Vale, sí, es complicado pintarse con la mano contraria a la que usas habitualmente. Todo es practicar, creerme. Y la postura... No dudéis en colocar las manos en las posturas más imposibles, tal vez de esa manera os cueste menos y lo hagáis mejor.


Si aún así os habéis manchado un poco, que suele pasarle a cualquiera. Que no cunda el pánico. Seguro que conocéis las brochas de maquillaje, os recomiendo que os hagáis con una plana, si es de las biseladas para las cejas mucho mejor, y con ella (las de los bazares valen, no tienen que ser buenas) y un poco de quitaesmaltes os deis donde os hayáis manchado. Con cuidado eso sí, no queremos limpiar más de la cuenta...


Con estos sencillos pasos, lucir una manicura ideal será solo cuestión de encontrar el momento perfecto. Y yo, ¿cómo lo hago? Pues complicado, porque me encanta el nail art y llevar las uñas lisas me cuesta, necesito hacerles algo y no siempre tengo tiempo para eso también... Pero bueno, a veces el papi de mi gordi se queda con ella y yo me voy a mi rinconcito y preparo cositas para mi blog de nail art jeje.

Comentarios

Lo más visto

Comparativa pañales / Opinión personal

Factor V Leiden - Embarazo y Post parto