Ir al contenido principal

Semana Santa en el Valle del Jerte | El Mirador de Casas del Castañar


La semana pasada os enseñaba la cuna de viaje de la niña y hablaba también de lo cómoda que es para llevarla de viaje. El año pasado nosotros fuimos a una casa rural en el Valle del Jerte, el Mirador de las Casas del Castañar, y hoy quiero contaros un poco sobre ello. No es la primera vez que vamos allí, pero si lo es viajando con un bebé.



Desde luego, es un lugar de desconexión total. El sitio perfecto para despejarse y olvidarse de todo pasando unos días geniales en familia, con amigos, con quien gustéis. Las vistas que teníamos del valle era increíbles y te podías pasar largos ratos mirando por la ventana evadiéndote de tus propios pensamientos admirándolas. En la parte superior del alojamiento tienen un restaurante donde la especialidad es el cochinillo asado, que está de miedo.




Nosotros, en ambos casos, fuimos con un grupo de amigos. El primer año nos dieron dos apartamentos contiguos, aunque siempre estábamos en el mismo, salvo para dormir. La segunda vez que fuimos, habían unido dos apartamentos y nos dejaron ese, con lo cual siempre estábamos juntos todo el grupo.

En el apartamento que nos dieron esta última vez no había bañera, así que tuve que bañar a la niña (que por entonces tenía nueve meses, más o menos) en la pila de la cocina porque no teníamos bañerita de viaje y ella era muy pequeña para mantenerse en pie en la ducha tan estrecha.

Las habitaciones son cómodas aunque las que tuvimos la otra vez eran más amplias. En esta última visita nosotros nos quedamos con la habitación de dos camas para poder colocar nuestra cuna de viaje. Es cierto que cada apartamento tiene una distribución diferente por lo que no puedo hablaros de todas, sólo de las que he conocido.

El acceso, con carrito fue un poco complicado ya que por ambos lados del alojamiento tiene escaleras, algo estrechas y empinadas por uno de ellos. Vale, hay que pensar que se trata de un pueblo en la ladera de las montañas del valle y que todas las calles están en cuesta. Imaginad la disposición de las casas... Nos apañamos para subir y bajar el carrito.


Mi conclusión. Ahora que vamos como familia con una niña pequeña, aunque con amigos, he visto que no está muy adaptado para ir con bebés. Cuando la gordi sea más grandecita, duerma en una cama grande y tal, no habría problemas, tal vez el mayor trastorno sería llevarnos las barreras de las camas, pero bueno, es lo de menos.
Las comidas, sin problemas, como siempre, ya que teníamos nuestra cocinita en el apartamento.

¿Repetiríamos? Por supuesto, el lugar es realmente bonito y a pocos kilómetros está Plasencia y otros rincones del Valle con mucho encanto.


¿Conocéis el Valle del Jerte? ¿Os gustan las casas rurales para ir en familia o con amigos o ambos a la vez?

Comentarios

Lo más visto

Comparativa pañales / Opinión personal

Bopki Y Showroomprive. Adelantando las compras de navidad.